Descubra qué alimentos ayudan a que los sistemas principales del cuerpo funcionen mejor

Buscar alimentos saludables es el primer paso para garantizar el equilibrio de nuestro organismo. Después de todo, todo lo que comemos se refleja directamente en nuestro cuerpo, desde el sistema respiratorio y digestivo hasta el sistema nervioso central. Por eso es muy importante estar atento a los alimentos que ingerimos para que todo siga funcionando bien. Para que sepas cuáles son los nutrientes más adecuados, hicimos una lista completa con los alimentos que mejoran el funcionamiento de cada sistema del organismo. ¡Revisa!

Las vitaminas del complejo B fortalecen el sistema nervioso central

Si se quiere fortalecer el sistema nervioso central, lo mejor es consumir alimentos ricos en vitamina B. Es decir: carne, huevos, frijoles, cereales, brócoli, patatas, aguacate, oleaginosas (como frutos secos y almendras) y muchos otros que puedes agregar a la dieta. La vitamina B1 (tiamina), por ejemplo, aumenta la energía del cuerpo y ayuda al cerebro a absorber la glucosa. La vitamina B3 también ayuda a nutrir el cerebro y a tranquilizar la mente, previniendo problemas como el insomnio. La ausencia de vitaminas B puede provocar cansancio, pérdida de memoria, déficit de atención y otros problemas en el sistema nervioso. Las sustancias como el calcio y el magnesio también son fundamentales para la salud del cerebro. Por eso, trate siempre de consumir alimentos con estos nutrientes.

Las fibras son esenciales para el sistema digestivo

Cuando se trata de fortalecer el sistema digestivo del cuerpo, las fibras son los primeros alimentos que nos vienen a la mente. Esto se debe a que prolongan el tiempo de digestión de los alimentos, regulando el funcionamiento del intestino. Los insolubles (habitualmente presentes en los cereales) ayudan a aumentar la velocidad intestinal, mientras que los solubles retienen más líquido y retrasan el proceso de absorción de carbohidratos, prolongando la sensación de saciedad por más tiempo. Puede encontrar este nutriente en legumbres (como frijoles, lentejas y garbanzos), cereales, salvado, panes integrales y muchos otros alimentos. La ciruela es otro aliado del aparato digestivo: además de ser fuente de fibras solubles, también es rica en ácidos orgánicos digestivos.

Consejo extra: Para quienes padecen problemas intestinales, un buen consejo es utilizar tés digestivos, como los tés de menta, manzanilla, arándano y romero. Son muy ligeros, sabrosos, estimulan la digestión y aún te calientan en los días más fríos.

Los alimentos ricos en vitaminas C, E y antioxidantes favorecen el sistema respiratorio

¿Sabías que existen alimentos que favorecen la salud pulmonar? Sí, te ayudan a respirar mejor y garantizan una mayor sensación de bienestar. Las vitaminas C y E, en particular, ayudan a mantener el sistema inmunológico fortalecido, previniendo resfriados, gripe y otras enfermedades que pueden dañar los pulmones. Los alimentos ricos en antioxidantes también son esenciales, ya que tienen propiedades antiinflamatorias que estimulan la función pulmonar y aseguran una respiración más tranquila.

Para que el sistema respiratorio esté siempre fortalecido, el consejo principal es mantener una dieta con muchas frutas: limón, naranja, acerola y otras opciones cítricas ricas en vitamina C. Alimentos como el ajo y el jengibre también actúan como antiinflamatorios naturales. - por eso, también vale la pena incorporarlos a tu menú.

El aguacate y el jengibre son excelentes para el sistema cardiovascular.

Algunos alimentos también ayudan a asegurar una buena circulación sanguínea, especialmente el aguacate y el jengibre, que actúan como antioxidantes y reguladores del colesterol en sangre. Por eso, la mejor recomendación es buscar recetas con estos dos alimentos: guacamole, que se elabora a base de aguacate o palta, jugos, batidos, ensaladas y platos variados. El jengibre juega un papel súper interesante: por ser un excelente antioxidante, evita que los radicales libres oxiden el LDL (colesterol malo) y, así, también evita que se acumule el colesterol y dificulta el paso de la sangre por los vasos. Lo mismo ocurre con el aguacate, que también ayuda a reducir significativamente la tasa de colesterol malo en la sangre.

Consejo extra: las frutas ricas en vitamina C ayudan en la absorción del hierro por parte del cuerpo y, por lo tanto, también son excelentes para prevenir enfermedades cardiovasculares.

El jugo de limón y arándano favorece el buen funcionamiento de los riñones

El principal consejo para mantener el sistema urinario siempre sano, sin duda, es beber mucha agua. Esa vieja regla de "2 litros al día" es realmente muy importante para el funcionamiento de los riñones y la depuración del organismo. Pero además de hidratarte adecuadamente, también puedes comer algunos alimentos beneficiosos. El jugo de limón, por ejemplo, es rico en vitamina C, antioxidantes y también ayuda a prevenir la aparición de cálculos renales. El arándano también es una fruta asociada con el sistema urinario: puede eliminar las bacterias de la vejiga (lo que hace que la orina sea más ácida) y también es excelente para tratar infecciones urinarias. Otro consejo interesante es configurar una dieta con alimentos antioxidantes, que también ayudan a prevenir una posible inflamación en el sistema urinario.

No lo olvides: Además de llevar una dieta saludable, con todos los alimentos que favorecen los sistemas del organismo, es fundamental que también hagas ejercicio con frecuencia. Las actividades aeróbicas, como nadar, correr y caminar, mejoran la respiración, la digestión y aseguran una mayor tranquilidad emocional.

Recomendado

10 alimentos ricos en hierro que no puede faltar en su dieta
¿Para qué sirve la hoja de laurel? Descubre sus beneficios y como consumirlo
¿Para qué sirve la planta de ora-pro-nobis? 5 beneficios de esta verdura