Alimentos variados: descubra cómo equilibrar las comidas diarias

Cambiarnos de ropa en el armario, mover muebles por la casa, crear nuevos hábitos en el día a día ... La variación es siempre una actitud saludable cuando lo hacemos pensando en nuestro bienestar y para salir de la monotonía que puede hacer la rutina. generar. Entonces, ¿por qué no reemplazar y aumentar nuestra comida también? Muchas personas, que siguen al pie de la letra sus dietas, no se dan cuenta del abanico de posibilidades que ofrece la gastronomía en forma para el consumo. ¡Vea lo fácil y sabroso que es sofisticar el menú diario de una manera natural y nutritiva!

Según la nutricionista Sheila Basso, la variación de alimentos es natural y extremadamente importante para los humanos. Al fin y al cabo, necesitamos a diario varios tipos de nutrientes que, muchas veces, se complementan y potencian sus beneficios cuando están juntos, agrupados en una misma comida. Ella explica:

"La versatilidad de los alimentos se basa en dos grupos: alimentos de origen animal y vegetal. Los alimentos de origen animal son buenas fuentes de proteínas y la mayoría de las vitaminas y minerales, pero no contienen fibra y pueden tener una gran cantidad de calorías por gramo y contenido. exceso de grasas nocivas A su vez, los alimentos de origen vegetal suelen ser ricos en fibra, de diversos nutrientes y generalmente tienen menos calorías por gramo que los de origen animal. todos los nutrientes que necesitamos. Es decir, se complementan nutricionalmente. Esto explica que la especie humana haya evolucionado para poder consumir una amplia variedad de alimentos ”, enfatiza el experto.

Grupos de alimentos imprescindibles para variar el menú del día a día

- Carbohidratos : Los alimentos con una alta concentración de carbohidratos, como los cereales (incluido el arroz, el maíz y el trigo), el pan, la pasta, los tubérculos (como las patatas y el ñame) y las raíces (como la mandioca) en general son fuentes de carbohidratos complejos. y fibra dietética, pero también contienen vitaminas, minerales y proteínas.

NOTA: El azúcar (sacarosa) no es necesaria para el cuerpo humano, ya que pertenece al grupo de los carbohidratos simples y la energía que aportan se puede obtener a través de los carbohidratos complejos (almidones). “Así, este azúcar simple debe tener su consumo reducido, ya que en exceso se relaciona con el aumento del riesgo de obesidad y otras enfermedades crónicas no transmisibles”, subraya Sheila Basso.

- Frutas y verduras: deben consumirse a diario. Estos alimentos son fuentes de fibra dietética, vitaminas y minerales. El incentivo al consumo se concentra principalmente en sus formas naturales. Los productos con alta concentración de azúcar, como las jaleas de frutas, las bebidas con sabor a frutas y las verduras en conserva, con alto contenido en sal, no forman parte de este incentivo.

- Verduras ricas en proteínas: Particularmente los cereales integrales, las legumbres, como los frijoles, y también las semillas y frutos secos son fuentes de fibra dietética, vitaminas B, calcio, hierro y otros minerales, además de una pequeña cantidad de grasa. insaturado.

- Alimentos de origen animal: Incluye pequeñas cantidades de carne de vacuno, porcino, pescado, aves, huevos y también leche, queso y yogur, preferiblemente desnatados o con bajo contenido graso. Estos alimentos son fuente de hierro, calcio y vitamina B12 (exclusiva de los productos animales).

"Una dieta vegetariana adecuada puede satisfacer las necesidades nutricionales. Al elegir una dieta vegetariana, es importante hacer un seguimiento con un nutricionista para garantizar la sustitución y combinación adecuadas de alimentos y no aumentar el riesgo para la salud debido a una alimentación inadecuada", destaca el nutricionista.

- Fuentes alimentarias de grasas: Las grasas son fuentes de ácidos grasos esenciales y vitaminas liposolubles (A, D, E, K), que necesariamente deben ser transportadas por los alimentos, ya que el organismo no las puede producir. Así, todos los seres humanos necesitan una fuente de grasas, preferiblemente insaturadas (mono y poliinsaturadas). La grasa saturada, presente en los alimentos de origen animal, aumenta el riesgo de dislipidemia (cambios en los niveles de grasa en sangre) y enfermedades cardíacas.

Cuida una dieta completa

Cabe mencionar que ningún alimento específico o grupo de ellos por sí solo es suficiente para aportar todos los nutrientes necesarios para una buena nutrición y, en consecuencia, el mantenimiento de la salud. "Una alimentación saludable contribuye a mejorar la calidad de vida de la población, reduciendo la prevalencia de sobrepeso (sobrepeso y obesidad), enfermedades crónicas asociadas y otras enfermedades relacionadas con la alimentación y la nutrición. ¡Come bien!" Sheila. * Sheila Basso (CRN 21.557) es especialista en nutrición clínica y obesidad, adelgazamiento y salud de la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp).

Recomendado

10 alimentos ricos en hierro que no puede faltar en su dieta
¿Para qué sirve la hoja de laurel? Descubre sus beneficios y como consumirlo
¿Para qué sirve la planta de ora-pro-nobis? 5 beneficios de esta verdura